LA CASA DE PAPEL en PDF

Advertising

Las caras de tus compañeros de clase no dejan lugar a dudas. Todos están tan asustados como tú. Notas tu pulso acelerado retumbándote en las sienes y te esfuerzas en pensar que todo acabará bien, que toda esta locura que estáis viviendo ahora mismo será solo una anécdota que explicarás en el futuro cuando quieras parecer más
interesante. Al fin y al cabo, ¿cuántas personas pueden decir que han sido rehenes durante uno de los mayores atracos de la historia? Muy pocos: tus compañeros, los profesores que os acompañan y los trabajadores de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre donde estabais de visita cuando ha comenzado el golpe. No hay duda de que
todos tendréis una buena historia que contar. Siempre que consigáis salir de esta para contarlo, claro. Y en estos momentos dudas de que vaya a ser así. Porque algo raro está pasando.

Download Here

Advertising